España nos roba...o no

La Región de Murcia tiene una cruz encima difícil de eliminar. Esta tierra lleva demasiado tiempo sumida en la mentira, la tergiversación y los fuegos de artificio para distraer la atención de la ciudadanía, y a tenor de los resultados electores parece que la gente lo asume y lo valida.

No entiendo como las gentes de esta tierra se dejan engañar de esta manera. Con esta estrategia de pan y circo diario aderezada con grandes dosis de victimismo por el “maltrato que el Gobierno de Sánchez procura a la Región” mantiene una holgada distancia respecto al resto de fuerzas políticas.

Y miren ustedes, si al menos lo que dice fuera cierto pues tendría un pase, se podría asumir. Pero la realidad es que este lorquino flautero miente más que habla. Y por supuesto no atiende los graves problemas que tiene esta región.

Canal Whatsapp LasNoticiasRM

López Miras ha hecho suyo el tan manido eslogan utilizado por el independentismo catalán no hace tanto tiempo cuando gobernaban sus amiguetes de partido. “España nos roba” decían, y hubo muchos que lo creyeron.

Así las cosas, en una época en la que reciclamos casi todo, el de Lorca se abrazó a la economía circular de los eslóganes políticos y revivió el tan manido, y desgastado de tanto usarse, lema independentista.

Resulta paradójico que él haga lo mismo que hicieron los que ahora critica ferozmente. Lo que muestra el grado de hipocresía y cinismo en el que se ha instalado él y su banda.

Son tan burdas las mentiras que suelta por esa boca que con un breve repaso de la hemeroteca y acudiendo a fuentes oficiales se desmonta su mensaje. No es necesario un derroche de inteligencia ni de esfuerzo para localizar los datos que desmontan su discurso.

Comencemos con las infraestructuras, por empezar por algún lado. Resulta repetitivo el machacón discurso que mantiene el Gobierno regional acerca de la supuesta dejación de funciones del Gobierno central en cuanto a carreteras, trenes y demás vías de comunicación.

Sin embargo, estas soflamas en su mayoría son falsas y el resto tergiversadas. Por ejemplo, recordemos la tristemente conocida como autovía del bancal, también llamada RM-1 Santomera-San Javier.

El Gobierno regional firmó un protocolo con el Ministerio de Fomento, para la construcción de esta autovía con un coste total de 110 millones de euros distribuidos en tres anualidades: 11,3 millones en 2018, 48,7 en 2019 y el resto, 50 millones, en 2020.

Pero resulta que en el Gobierno regional decidieron no dar cuenta del primer pago recibido (11,3 millones de euros), tal como exigía el convenio. Es en este punto a partir del cual el Gobierno de España no tiene más remedio que suspender los pagos previstos hasta saber el uso dado a la cantidad transferida.

Y no crean que los de López Miras se dieron prisa en justificar en qué se habían gastado el dinero. Tardaron más de cuatro años en hacerlo, y por el camino se dejaron 5 millones de euros que estaban consignados en los presupuestos de 2021 y que al no estar justificados los 11,3 millones de 2018, el ministerio no entendió procedente concederlos. O lo que es lo mismo: la incapacidad del Gobierno de López Miras causó esa importante pérdida económica.

Además debemos recordar que el Gobierno regional lleva doce años sin construir ni un kilómetro de autovía, pese a que año tras año anuncia la construcción de nuevos tramos que nunca se producen.

Pasemos a hablar del AVE. Ese que nos prometió Valcárcel que llegaría hace no sé cuántos años, pasando por Cuenca y dando un paseo por Alicante antes de entrar a Murcia.

España nos roba...o no
Recortes de periódicos sobre el AVE

El AVE llegó. Soterrado, como no podía ser de otra manera. Fue un logro de la sociedad civil que salió a la calle a pararle los pies al PP que pretendía dividir la ciudad de Murcia en dos por meros intereses partidistas. Los vecinos de las vías contaron con la inestimable ayuda de Diego Conesa, por aquel entonces Delegado del Gobierno y líder de los socialistas murcianos.

Pero por el camino, nos habíamos tragado un trazado imposible, que daba vueltas por media España y que todos los informes y estudios apuntaban a que no sería tan óptimo como debería. Un 8 de enero de 2001, el gobierno de Valcárcel (PP) compró el AVE por Cuenca y aceptó borrar del mapa la línea ferroviaria por Chinchilla. El pacto de San Esteban lo bautizaron, aunque debiera haberse llamado el pacto del tocomocho.

España nos roba...o no
Valcárcel claudicando a los intereses de su partido que perjudicaron a la Región de Murcia

La Región de Murcia nunca ha necesitado otro aeropuerto. Partamos de esta base antes de recordar el esperpéntico camino seguido para cerrar un aeropuerto rentable y que atraía a muchos viajeros y abrir otro en el que muchos días no pasan más que los trabajadores que allí se encuentran.

El aeropuerto de San Javier solo necesitaba que se mejoraran los servicios de conexión con los destinos finales de los viajeros incrementando las líneas de autobús para facilitar la llegada a casa de las personas que arribaban.

Pero Valcárcel, ese gran visionario que ha condenado a la Región a la miseria por sus lamentables obras megalómanas sin sentido, se empeño en que había que hacer uno nuevo.

La canción triste del aeropuerto de Corvera empezó a sonar hace 18 años con tono machacón: “El aeropuerto no le va a costar un euro a los murcianos”, predicaba el Gobierno regional. La consigna sirvió los primeros años, en los que el plan siguió más o menos su rumbo con el modelo concesional, pero el desiderátum se mantuvo cuando el proyecto entró en crisis en el 2012, con el desenlace ya conocido.

España nos roba...o no

Argumentaron también que el Aeropuerto de San Javier estaba limitado por estar compartido con el ejercito y anunciaron que el nuevo aeródromo de Corvera no tendría limitaciones y podría operar las 24 horas del día.

Lo que no contaron es que el espacio aéreo de la Región de Murcia es militar. Esto supone que los vuelos, incluidos los comerciales, comienzan a las siete de la mañana y se interrumpen a las diez de la noche, por lo que no hay vuelos nocturnos en el aeropuerto de Corvera.

Las grandes empresas amigas del Gobierno regional crearon el engendro de Aeromur para explotar la infraestructura pero pronto se dieron cuenta que aquello era un camelo y que no podría ser explotada en unas condiciones rentables muy limitadas por el convenio firmado.

Varios años después, y muchos millones de euros, Aeromur salió por piernas de allí y el Gobierno regional tuvo que sacar a licitación de nuevo la gestión y explotación del aeropuerto durante 25 años, optando finalmente a una sola empresa, Aena, que se hizo con la concesión y está operando las instalaciones desde enero de 2019.

Redondeando cifras, a todos los ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia les ha costado el aeropuerto que no les iba a costar nada, más de 300 millones de euros. Y la cuenta no para ahí, porque dado que la infraestructura no ha tenido la acogida esperada entre las aerolíneas, para tener conexiones aéreas el Gobierno regional tiene que poner pasta.

Por ejemplo, 2,4 millones de euros le ha dado el Gobierno de López Miras a Volotea para que durante el próximo año y medio haya conexiones con Madrid y Barcelona.

Y, sin quererlo, el Aeropuerto está conectado con el soterramiento del AVE a su paso por Murcia ya que el Ejecutivo Regional pagó las expropiaciones con el dinero asignado al soterramiento.

En 2018, el Consejo de Gobierno permitió la autorización de la solicitud de la Consejería de Hacienda, lo que serían dos transferencias de créditos por 6,2 millones de euros para acatar sentencias judiciales en relación a los propietarios de las fincas expropiadas para la construcción del aeropuerto de Corvera.

Asimismo, el Gobierno Regional utilizó las partidas de la primera y segunda fase de construcción del AVE en la Región de Murcia, 11,9 millones de euros de los Presupuestos de la Comunidad 2018 que en su mayoría correspondían al soterramiento de las vías en el Barrio de Santiago el Mayor en Murcia.

Otra vez Valcárcel, y otra vez su afán de protagonismo y necesidad de cubrir su descomunal ego. En esta ocasión se sacó de la manga la construcción de una desaladora en Escombreras, algo que inicialmente no parecía una mala idea si no hubiera sido porque su gestación y construcción parece hecha más para beneficiar a la inmensa red clientelar del Partido Popular que para dar un servicio a la sociedad.

Al bueno de Ramon Luis se le ocurrió que sería buena idea construir una infraestructura para conseguir más recursos hídricos ante la acuciante sequía presente y la futura que ya preveían multitud de expertos. Además ese agua desalada regaría los múltiples campos de golf que se proyectarían como setas a lo largo y ancho de la Región.

España nos roba...o no

Para que la cosa no cantara mucho, la desaladora también produciría agua para los agricultores, y muchos municipios recibirían el valioso recurso para dar de beber a sus vecinos y vecinas, y crear planes de ordenación urbanas basados en esos recursos, que como más tarde se comprobó, nunca llegaron.

Pues bien, teníamos una buena idea sobre el papel, cubría necesidades acuciantes de la ciudadanía y era asumible por la Región de Murcia. ¿Qué podía salir mal? Con lo que no contaron es con la red de parásitos que se acoplaron al proyecto, haciendo que una infraestructura que tenía un coste de unos 22 millones de euros vaya ya por más de 700 millones y subiendo.

Por cierto, esta megalómana obra ha sentado en el banquillo de los acusados a su instigador. Valcárcel se expone a penas que suman 11 años de prisión y conllevan hasta 20 de inhabilitación absoluta y que la la acusación popular eleva a 15 años de prisión por los delitos de fraude y malversación además de una multa que multiplica por seis el dinero presuntamente defraudado.

Además, en la actualidad apenas produce agua y misteriosamente muchos de los socios menores de la empresa que gestiona la desaladora han proyectado otra igual cercana a la actual para proporcionar agua a las empresas del valle de Escombreras.

¿Alguien me puede explicar porque se proyecta otra infraestructura idéntica, esta vez con fondos privados, para dar servicio a la misma área de influencia de la actual? ¿Por qué la desaladora de Escombreras no produce el agua necesaria para facilitársela a esas empresas a las que la nueva infraestructura privada proporcionará el codiciado recurso hídrico?

Dejaremos estas y otras preguntas para Iker Jiménez y su nave del misterio, porque es del todo incomprensible que teniendo una desaladora pública parada, que nos está costando un riñón, se tangan los bemoles de permitir la construcción de otra privada para dar el servicio que la pública podría hacer.

Y si esto no fuera ya de por sí escandaloso, resulta que la desaladora de Escombreras está en causa de disolución. O lo que es lo mismo, que debe dinero hasta al sol, y no es viable económicamente. Solo sobrevive gracias a las ingentes transferencias de dinero del Gobierno regional y que además, según constata el Tribunal de Cuentas, no son suficientes.

López Miras se enfundó el traje de víctima hace mucho tiempo, se siente cómodo en él. Va soltando lágrimas de cocodrilo y no para de lanzar soflamas falsas, tergiversadas e inventadas pero eso a él le da igual, lo importante es que no se hable del caos y ruina en el que tiene sumida a la Región de Murcia.

No señoras y señores. España no nos roba. Sánchez no maltrata a la Región de Murcia. Aquí el único que nos sisa es López Miras y su banda.

Los distintos gobierno del Partido Popular llevan más de 30 años saqueando nuestra región. Seis lustros ampliando su red clientelar a la que hay que mantener adecuadamente alimentada a costa de licitaciones y contratos públicos. Este es el verdadero robo que se está produciendo en nuestra tierra, pero claro aquí la luna brilla más y las estrellas se ven mejor.

Esta y otras noticias puedes tenerlas al instante subscribiéndote a nuestro canal de Telegram

Puedes subscribirte a nuestro nuevo canal en Telegram, y disponer de todas las noticias importantes de la web en tiempo real.

Recuerda, pincha en t.me/lasnoticiasrm y dale a subscribir al canal en tu aplicación Telegram.

!!Te esperamos en LasNoticiasRM¡¡

Presentamos nuevo canal LasNoticiasRM en Telegram