El paro desciende y aumenta la contratación en el mes de abril también para la juventud en la Región de Murcia

Los decanos y decanas de Veterinaria manifiestan que desde 2014 la oferta de plazas en universidades públicas “se ha mantenido, incluso ha descendido”, mientras que la de las privadas ha aumentado un 151%

La Federación de Enseñanza de CCOO RM considera innecesaria la ampliación de 60 plazas del grado de Veterinaria en nuestra región. Del mismo modo, solicita al gobierno regional que esa decisión no se atenga a intereses particulares, sino a una planificación coherente y rigurosa de los estudios universitarios.

Dicha ampliación de plazas ha sido rechazada por todos los sectores universitarios implicados en esta especialidad. El decano de Veterinaria de la UMU, la Conferencia de Decanos y Decanas de Facultades de Veterinaria de España o el Consejo Nacional de Estudiantes de Veterinaria han expresado argumentos claros al respecto.

Cabe recordar las declaraciones del presidente de la Organización Colegial Veterinaria España, Luis Alberto Calvo, apuntando que somos uno de los países de Europa con mayor ratio de veterinarios por cada mil habitantes, así como la postura en contra del Colegio Oficial de Veterinarios de la Región de Murcia.

“Parece claro que el objetivo empresarial pretende prevalecer por encima del fin social. En este punto pedimos que el gobierno regional regule de manera rigurosa la planificación de estos estudios, con el objeto de evitar algunos de los problemas de precariedad laboral potencialmente generados por una saturación de egresados de Veterinaria”, afirma Nacho Tornel, Secretario General de la Federación.

También es evidente la problemática prevista en cuanto a las prácticas en esta materia a la hora de acudir a mataderos, granjas y clínicas, “lo que reproduciría la situación generada en Medicina, con una institución privada ocupando plazas de prácticas en centros sanitarios públicos, en detrimento del alumnado de la universidad pública”.

Por último, la Federación de Enseñanza interpela directamente al gobierno regional ante la dimisión de su Director General de Universidad con motivo de esta propuesta de ampliación del grado de Veterinaria en el sector privado. “El motivo tiene que ver con dudas evidentes acerca del cumplimiento de requisitos profesionalizantes, que deben comprobarse antes de poner en marcha un grado. La interpelación no puede ser más directa”.

CCOO Enseñanza exige al presidente regional “que escuche y asuma los argumentos de la comunidad universitaria pública, a la que se debe como servidor público, y no autorice una desviación al ámbito privado ya rechazada en 2018 que no convence a nadie”.