Avances en la recuperación del Paraje Natural Municipal «Molino del Agua»

En las últimas semanas, la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE), con el apoyo del Ayuntamiento de Torrevieja y con la financiación de la empresa de productos ecológicos Naturgreen, han continuado los trabajos de recuperación de los hábitats de sabinares y enebrales costeros, iniciados en 2016, a través de la implantación de 200 nuevas sabinas de las dunas (Juniperus turbinata).

En las próximas semanas estas sabinas se acompañaran de una treintena de enebros costeros (Juniperus macrocarpa) cedidos para la recuperación de esta especie gracias a la colaboración del Servicio de la Devesa-Albufera del Ayuntamiento de Valencia.

Las tareas se enmarcan en los trabajos de recuperación de los sabinares y enebrales costeros, un bosque abierto adaptado a las duras condiciones de las dunas y que está considerado hábitat de interés comunitario por la Unión Europea.

El objetivo de la actuación es reforzar la recuperación de estos bosques dunares, una formación prácticamente desaparecida pero de la que existen referencias en la Edad Media y en la Edad Moderna. De hecho, tanto el enebro como la sabina se encontraban extinguidos en el sur de la provincia de Alicante, quedando algunos ejemplares del primero en el norte de la provincia (entorno de Benidorm, Jávea, Cabo de la Nao) así como en la dehesa de El Saler (Valencia), mientras que los escasos ejemplares de sabina de las dunas quedaron relegados en el Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro del Pinatar (Murcia).

También se han introducido ejemplares de lentisco (Pistacia lentiscus), arbusto que alcanza grandes dimensiones y que da nombre a “La Mata” y otras especies adaptadas al escenario de caliento global, como el cornical (Periploca angustifolia). Las plantaciones han sido dotadas de riego localizado que será retirado una vez los árboles se encuentren asentados. En los 7 años transcurridos desdeel inicio de las tareas de restauraciónse han implantado más de106 enebros costeros y más de 600 sabinas de las dunas.

Además, un grupo de alumnos de la Universidad de Syracusa (Nueva York, Estados Unidos) colaboraron el pasado sábado en las tareas de control de Especies Exóticas Invasoras (una de las principales amenazas para la biodiversidad de los sistemas dunares) mediante una actividad de voluntariado que pretende avanzar en el control y erradicación de la uña de gato oCarpobrotus acinaciformis. Esta especie invasora tiene una elevada tasa de crecimiento, ocupando en muy pocos años extensas superficies dunares en las que resulta imposible el crecimiento de las especies de las dunas, al alterar la movilidad del sustrato e incrementar los nutrientes.

Por esta razón, los trabajos de control y erradicación de esta especie resultan prioritarios para mantener en buen estado de conservación los espacios costero-litorales. El verano pasado, alumnos de esta misma Universidad ya visitaron el proyecto de recuperación del Molino del Agua.