Toñi Abenza

La diputada regional y secretaria de Servicios Sociales del PSOE en la Región de Murcia asegura que las personas que viven en residencias recibirán una peor atención y que los profesionales que trabajan en ellas tendrán unas peores condiciones laborales respecto a otras comunidades por la irresponsabilidad del Gobierno regional

La diputada regional y secretaria de Servicios Sociales del PSOE en la Región de Murcia, Toñi Abenza, ha asegurado que el presidente López Miras y la consejera Isabel Franco están utilizando a las personas que viven en residencias para confrontar con el Gobierno de España, “anteponiendo sus intereses partidistas al bienestar de las personas residentes y los profesionales que trabajan con ellas”.

“Una vez más, López Miras e Isabel Franco demuestran que no son de fiar y que no tienen palabra. Solo les preocupan sus intereses personales y son capaces de todo para defenderlos, incluso utilizar a las personas mayores y dependientes, como están demostrando en este caso”, ha afirmado.

La diputada socialista ha lamentado que el Gobierno regional haya comunicado a las asociaciones del sector, a través del director gerente del Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), que no aplicará el nuevo modelo de residencias y atención a la dependencia en la Región, a pesar de que fue acordado entre el Gobierno de España y las comunidades y que contó con el apoyo de la mayoría de las autonomías de nuestro país.

“La pandemia ha puesto en evidencia las carencias que vienen arrastrando las residencias desde hace mucho tiempo. La propia consejera Isabel Franco reconoció en 2020 que el modelo de residencias está obsoleto. Lamentablemente, han decidido anteponer sus intereses partidistas y dar la espalda a las personas mayores y dependientes, así como a los profesionales”, ha añadido.

Abenza ha explicado que “el nuevo modelo de residencias aprobado por el Gobierno de España pretende aumentar los profesionales que trabajan en estos centros y reducir el número de residentes para que puedan recibir una mejor atención y más personalizada, con el objetivo de velar por su salud y mejorar su calidad de vida”.

La secretaria de Servicios Sociales ha recordado que el PSOE de la Región de Murcia lleva mucho tiempo defendiendo la necesidad de llevar a cabo una transición hacia un nuevo modelo residencial basado en micro residencias o pequeñas unidades de convivencia, para que los profesionales puedan prestar un trato más cercano, individualizado y humano y que las personas residentes “se sientan como en su propia casa”.

La diputada regional ha denunciado que el Gobierno de López Miras está incumpliendo el compromiso que asumió votando a favor de la moción que presentó el PSOE en la Asamblea Regional, en la que se pedía elaborar un nuevo modelo de residencias, dotarlas de recursos suficientes y aumentar las inspecciones.

La responsable de Servicios Sociales del PSOE ha manifestado que la irresponsabilidad del Gobierno de López Miras impedirá que los ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia se puedan beneficiar de las ventajas del nuevo modelo, como son una mejor calidad de vida de las personas que viven en residencias, una mejora de las condiciones laborales de los profesionales y un aumento de las contrataciones de personal.

“Quizás la falta de sentido común de López Miras e Isabel Franco ha propiciado la caída de la directora general de Servicios Sociales, Lucía Hernández, sumando su nombre a la larga lista de altos cargos que renuncian antes de concluir la legislatura”, ha sostenido.

Toñi Abenza ha terminado exigiendo al Gobierno de López Miras lealtad institucional y responsabilidad. 

“Desde el PSOE, pedimos al Gobierno de López Miras que aplique el acuerdo alcanzado para implantar un nuevo modelo de residencias y atención a la dependencia en la Región de Murcia”, ha concluido.