Las Noticias de la Región de Murcia

El Gobierno regional autorizó las obras del puerto de Los Nietos, que incluían dragados para recuperar el calado, sabiendo que había Plomo, Cadmio y Zinc en cantidades inaceptables según las analíticas

Ayer informábamos de la presencia de un informe que acusaba al actual consejero de Fomento, José Ramón Díez de Revenga, de haber realizado obras sin título administrativo en el Club Náutico de Los Nietos.

Pero el expediente del Club Náutico de los Nietos está lleno de irregularidades, o cuanto menos, circunstancias muy extrañas en las que el ejecutivo regional decidió mirar hacia otro lado, aparentemente.

La dirección del Club Náutico de Los Nietos tenía la intención de utilizar las arenas del dragado que tenía que realizar para recuperar el calado del puerto en la playa de Los Nietos. Esto se debía al importante ahorro económico que suponía al evitar el traslado a un vertedero autorizado.

Para ello necesitaba pedir permiso a la Dirección General de Costas (Gobierno de España) que era quien tenía las competencias para autorizar esta operación. Costas, contestó a la petición, solicitando informes químicos del contenido de esos dragados como paso previo a la autorización.

Los análisis químicos evidencian cantidades inaceptables de metales pesados

La dirección del puerto encargó los análisis y el resultado de estos arrojó cantidades muy elevadas de Plomo, Cadmio y Zinc, tanto en las arenas del puerto como a 3 metros de profundidad.

  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia

Ante el resultado de estos análisis, la Dirección General de Costas el 12 de enero de 2012, decidió no autorizar el vertido de las arenas en la playa, tal como pretendía la dirección del Club Náutico de Los Nietos e informar de su decisión al Ayuntamiento de Cartagena, a la Subdirección General de Puertos y Costas de la Dirección General de Transportes y Puertos de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia

La Administración regional decide no someter a Evaluación Ambiental las obras pese a conocer la existencia de metales pesados

El 7 de junio de 2012, la Dirección General de Medio Ambiente mediante una resolución decide «no someter a evaluación ambiental un proyecto de acondicionamiento y mejora del Puerto Deportivo de Los Nietos en el TM. de Cartagena, a solicitud de la Dirección General de Transportes y Puertos».

El Club Náutico de los Nietos se encuentra en el Mar Menor

Debemos recordar que las obras se iban a realizar en el entorno del Mar Menor, y este ostenta multitud de figuras de protección tales como:

  • Convenio relativo a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitat de Aves Acuáticas (RAMSAR)
  • Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA)
  • Lugares de Importancia Comunitaria (LIC)
  • Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM)

Pese a todas estas figuras de protección, el Gobierno regional no entendió necesario que el proyecto se sometiera a una evaluación de impacto ambiental, amparándose en un artículo de la Ley de Evaluación Ambiental que le daba potestad para decidir arbitrariamente si someter o no las obras a dicha garantía medioambiental.

Las obras de dragado fueron autorizadas en 2016

En 2016, siendo consejero de Fomento, Francisco Bernabé, se autorizaron las obras de dragado, que recogía un proyecto de menor envergadura presentado por el Club Náutico, firmadas por Francisco Guijarro.

Un detalle curioso, es que Francisco Bernabé, junto a su bufete familiar, era el abogado del Club Náutico hasta que entró en política y tuvo que apartarse del ejercicio. De hecho a día de hoy, su hermano Carlos Bernabé sigue siendo el abogado del Club Náutico.

Además, estás obras se autorizan en base a documentos del año 2012, cuando la situación del Mar Menor no era ni de lejos la que había en 2016, cuando en mayo de ese año, apareció la primera «sopa verde».