Las Noticias de la Región de Murcia

Han sido detenidos los siete integrantes del clan familiar como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas, defraudación de fluido eléctrico y usurpación de vivienda

Se ha incautado diversas cantidades de cocaína, marihuana y hachís, efectivo, armas blancas y útiles relacionados con el tráfico de drogas

Utilizaban a menores de edad para vigilar las inmediaciones del punto de venta de droga ahora desmantelado

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de los servicios establecidos para prevenir y perseguir el tráfico de drogas, ha llevado a cabo en Murcia la operación ‘Cueva’, que se ha saldado con la desarticulación de un activo punto de venta de distintos tipos de drogas.

En la operación, la Benemérita ha detenido a los siete integrantes del clan familiar que dirigía el punto venta de drogas y se ha incautado de varios centenares de dosis de cocaína y varios gramos de marihuana y hachís, todos dispuestos para su inminente distribución, así como efectivos y otros efectos relacionados con el tráfico de drogas.

Efectivos de Prevención de Seguridad Ciudadana abrieron la operación el pasado mes de marzo, cuando, gracias a la colaboración ciudadana, fueron alertados de la presencia de un grupo de personas en la pedanía murciana de Monteagudo que, al parecer, se dedicaba a la distribución de drogas.

Las primeras pesquisas practicadas permitieron a los investigadores verificar la información aportada por los ciudadanos y ubicar un viejo inmueble en Monteagudo, desde donde presuntamente se distribuía la droga.

Los guardias civiles continuaron con la investigación y comprobaron que tras el supuesto punto de venta de drogas se encontraba un nutrido clan familiar que recientemente se había llegado desde la localidad alicantina de Torrevieja para afincarse en una vivienda ocupada ilegalmente que no reunía las condiciones mínimas de habitabilidad y salubridad, al ser una vivienda muy antigua, la cual estaba cerrada durante muchos años.

Punto de venta de drogas abierto 24/7

El dispositivo de vigilancia establecido sobre la vivienda y sus ocupantes permitió a los guardias civiles comprobar que se vendía droga al menudeo cualquier día de la semana y a cualquier hora del día. Atendían a consumidores habituales y otros distribuidores tanto del municipio y de localidades limítrofes a los que vendían principalmente cocaína, marihuana y hachís.

Siempre había algún integrante del clan familiar disponible para realizar ventas de drogas y utilizaban a menores de edad para la vigilancia de las inmediaciones de la vivienda y así poder alertar de cualquier visita inesperada.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, previa autorización judicial, la Guardia Civil ha llevado a cabo la entrada y el registro del inmueble, en el que se ha detenido a los siete integrantes del grupo delictivo como presuntos autores de los delitos de usurpación de vivienda, contra la salud pública por tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico, este último por una conexión ilícita a la energía eléctrica.

El registro culminó con la incautación de más de 400 dosis de cocaína y varias decenas de gramos de marihuana y hachís, todos dispuestos para su inminente distribución. También se ha incautado efectivo, armas blancas y útiles relacionados con el tráfico de drogas, como básculas de precisión, objetos para elaborar las dosis, etc.

Los detenidos, la droga aprehendida, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Murcia (Murcia).

  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia
  • Las Noticias de la Región de Murcia