Las Noticias de la Región de Murcia

Propiciar el desarrollo y avance profesional de los fisioterapeutas, prioridad para el Sindicato

SATSE denuncia que la labor asistencial de los fisioterapeutas aún es infravalorada, dependiente y poco reconocida en nuestra Comunidad cuando resulta fundamental para mejorar la salud, bienestar y calidad de vida de cientos de miles de personas.

El Sindicato de Enfermería subraya que son múltiples y muy importantes los ámbitos de actuación en los que los fisioterapeutas deben tener cabida, pero advierte que, hasta la fecha, no son potenciados ni priorizados por las diferentes administraciones con las consiguientes consecuencias negativas para los pacientes y los propios profesionales.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado un incremento sustancial de los ámbitos de actuación en los que los fisioterapeutas pueden y deben prestar los cuidados propios de su profesión, tanto en los hospitales como en centros de salud, residencias sociosanitarias y en educación ya que, en la actualidad, su labor aun es infravalorada, dependiente y poco reconocida cuando es fundamental para mejorar la salud, bienestar y calidad de vida de cientos de miles de personas.

SATSE ha constatado que el número de profesionales que existen en la Administración pública en la actualidad no posibilita el óptimo desarrollo y avance profesional de los fisioterapeutas, a los cuales, como recoge la Ley de Ordenación de las profesiones sanitarias, les corresponde «la prestación de los cuidados propios de su disciplina, a través de tratamientos con medios y agentes físicos, dirigidos a la recuperación y rehabilitación de personas con disfunciones o discapacidades somáticas, así como a la prevención de las mismas».

Según SATSE, son múltiples y muy importantes los campos de actuación en los que los fisioterapeutas debe tener cabida dentro de los diferentes ámbitos de la administración regional, pero, hasta la fecha, no son potenciados ni priorizados con las consiguientes consecuencias negativas para los pacientes y los propios profesionales. «El comportamiento cicatero y cortoplacista de las diferentes administraciones está hurtando a pacientes y ciudadanía de mejoras sustanciales en su calidad de vida», añade.

En el caso de los centros de salud, el Sindicato subraya que es fundamental el papel de los fisioterapeutas, no sólo en el tratamiento de patologías, sino también enfocado a la prevención y promoción de la salud fisioterapéutica, así como en la detección precoz para evitar futuras patologías y seguimiento de las mismas, evitando o minimizando sus secuelas.

Al respecto, SATSE considera que, dentro de la Atención Primaria, se ha de posibilitar una agenda propia del fisioterapeuta; equipos de evaluación multidisciplinar para evaluar a la población en función de sus necesidades en salud, para identificar o prevenir trastornos, y unidades específicas de atención fisioterapéutica domiciliaria.

En lo que respecta a los hospitales, SATSE reclama una mayor presencia y participación en distintas unidades, como en Cuidados Paliativos (prevención de complicaciones), Neurología, fisioterapia respiratoria, Oncología (cáncer de cara y cuello, pulmón, hematológico, mama, colon, próstata y útero); Pediatría (detección precoz), ya sea por problemas congénitos o de desarrollo) o Traumatología (fracturas, luxaciones, politraumatismos, esguinces, lesiones ligamentos, lumbalgias, cervicalgias y dorsalgias…).

SATSE destaca la importante y necesaria labor de los fisioterapeutas en los centros sociosanitarios del IMAS, en los que a la edad de los usuarios se suma la vulnerabilidad debida a sus pluripatologías, y en los que se hace imposible dar una correcta atención a todos los usuarios porque en la mayoría de los centros hay un único fisioterapeuta (para unos 100 residentes) y además con jornada reducida. También, SATSE considera que los fisioterapeutas de atención Temprana, EOEPs y educación especial precisan de más recursos humanos y materiales para dar un buen servicio.

Por último, desde la organización sindical se incide en el decisivo papel que han jugado en la lucha contra la pandemia, al constatarse su importante y necesaria intervención en críticos, semicríticos y pacientes con secuelas Covid-19, y que de cara a futuro resultará también crucial.