Las Noticias de la Región de Murcia

Las restricciones en parques naturales y la limitación del flujo de visitantes son algunas de las medidas aplicadas en un entorno similar al de Cartagena que explica este viernes el profesor portugués Pedro Fernandes da Anunciaçao en una charla sobre Economía Azul

Una ciudad costera de tamaño medio rodeada de parques naturales, una potente industria naval, explotaciones de recursos minerales y una larga lengua de tierra con playas a sus costados. Son muchos los paralelismos entre Cartagena y la portuguesa Setúbal, de cuyas recetas para conjugar intereses económicos y sostenibilidad ambiental habla este viernes el profesor Pedro Fernandes da Anunciaçao en una charla sobre Economía Azul que se celebra a las 13:00 en la  Escuela de Ingeniería Naval y Oceánica de la UPCT.

“En Setúbal la actividad industrial de una cantera y una fábrica cementera junto a la costa es compatible con el prestigio de nuestro pescado e incluso hay explotaciones de acuicultura dentro del puerto, demostrando que la calidad del agua es óptima”, explica el docente de la Escola Superior de Ciências Empresariais del Instituto Politécnico de esta ciudad portuguesa. 

En el mismo entorno hay también una naviera pública, un resort de lujo y un estuario de delfines. “El elemento de conexión es el mar y lo importante es que todos los agentes económicos respeten el medioambiente y no alteren el equilibrio del ecosistema”, explica.

“Claro que hay conflictos entre las industrias y los objetivos medioambientales pero se buscan contrapartidas para conjugar ambos intereses, como una plantación de vid junto a la cantera de áridos a cambio de prorrogar la explotación”, ejemplifica.

Entre las recetas para alcanzar estos equilibrios el experto portugués cita las restricciones que posibilita la figura del Parque Natural de Arrábida, una fórmula legal de protección que cree “podría ayudar” al Mar Menor. Otros ejemplos de medidas que se aplican con éxito en Setúbal son la recuperación de playas en antiguos espacios industriales y navales y las limitaciones al tráfico de vehículos hacia sus calas en verano, como ya ocurre en Calblanque, así como la reconversión de su industria turística hacia segmentos de mercado más exclusivos.

“Se redujo el número de hoteles y el flujo de visitantes, consiguiendo un turismo de mayor poder adquisitivo y el mantenimiento de las condiciones ambientales”, resalta en relación a la península de Tróia, con ciertas similitudes a La Manga.

El ponente también va a explicar iniciativas de gestión portuaria como las ventanas únicas logísticas que se están implementando en Portugal para unificar la información portuaria, ferroviaria y de tráfico rodado para anticipar las operaciones de carga y descarga y su transporte posterior. “La ventana única del puerto de Sines, en la que participé, fue un sistema pionero de integrar a todos los agentes involucrados en la actividad portuaria”, afirma.

Esta charla está impulsada desde la Unidad de Investigación Estratégica en Ciencias y Tecnologías Marinas de la UPCT y se enmarca dentro de la estrategia nacional ThinkInAzul, que conjuga investigación e innovación en Ciencias Marinas para abordar de forma sostenible los nuevos desafíos en la Monitorización y Observación Marino-Marítimas, el Cambio Climático, la Acuicultura y otros sectores de la Economía Azul, dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia con fondos europeos.