Las Noticias de la Región de Murcia

Tras el anuncio de la Consejería de Salud

El Sindicato de Enfermería considera que la Consejería de Salud debería haber reconvertido muchos de esos contratos en estructurales, y sostiene que supondrá peores cuidados para la población.

La relajación de restricciones en próximas fechas festivas de Semana Santa y Fiestas de Primavera y la más que segura variante Covid, posibilita que se acabe en una espiral ascendente en España y en nuestra Región. Esta medida «pone en alto riesgo la asistencia sanitaria con la reducción de profesionales», denuncia SATSE.

Más de 1.600 contratos de enfermeras y resto de personal sanitario cesan a 31 de marzo, de estos solo unos mil serán renovados a seis meses, en lugar de haber hecho estructurales parte de esos contratos. El personal médico, por el contrario, aumentan sus efectivos en Atención Primaria, sin que el Servicio Murciano de Salud dé explicaciones.

De nuevo, denuncia el Sindicato, la falta de previsión y «la política sectaria» va a castigar a la enfermería como en olas anteriores, haciendo a los profesionales de «usar y tirar». Ante la falta de contratos, las enfermeras, matronas y fisioterapeutas que cesan, emigran a otras Comunidades, en donde se les ofertan contratos más duraderos y estables.

La enfermería viene siendo rehén de «la gestión economicista» que marca el SMS, fiscalizado permanentemente por la Administración regional y la Consejería de Hacienda. Ante la falta de enfermeras, es más que previsible que, de nuevo, otra ola pandémica genere a estos profesionales tener que doblar turnos, aislarlos de sus familias, trabajar sin descansos y jornadas maratonianas que minen su salud física y psíquica.

La Administración regional debe cambiar la política sanitaria del Servicio Murciano de Salud, y no dedicarse exclusivamente a mermar los profesionales que prestan los cuidados a costa de la salud de éstos y de la población.

El pasado martes informamos del recorte previsto

El pasado martes publicamos la información del recorte en sanidad que prevé el Gobierno regional, basada en las declaraciones del consejero de Salud, Juan José Pedreño, realizadas en la visita al centro de salud de Monteagudo, donde afirmó que no renovarían los contratos de refuerzo COVID a partir del 31 de marzo «por gestión y eficacia»

Sindicato Médico reaccionó a este anuncio indicando que veían «inasumible desde el punto de vista asistencial» el recorte anunciado por la Consejería de Salud además del déficit crónico de médicos en la Sanidad regional.