Las Noticias de la Región de Murcia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha participado los días 10 y 11 de marzo en el Consejo Europeo de Versalles en el que los 27 han abordado la brutal invasión de Ucrania por parte de la Federación Rusa

Asimismo se ha debatido acerca de las sanciones a este país y a Bielorrusia por la guerra, la autonomía estratégica de la Unión -energía y defensa-, la petición de adhesión a la UE de Ucrania, Georgia y Moldavia, y el nuevo modelo de crecimiento económico y de inversiones.

Autonomía estratégica de la UE: Energía y defensa

En el debate de la energía, liderado desde septiembre de 2021 por España, los 27 han acordado pedir a la Comisión Europea que prepare, antes de fin de marzo, un documento con «medidas concretas, urgentes y de efecto inmediato que permitan reducir sustantivamente los precios de la electricidad». Este texto se debatirá en el próximo Consejo Europeo los días 24 y 25 de marzo.

La Comisión Europea ha presentado esta semana un documento en el que se incluyen «avances relevantes», impulsados en gran parte por España. Sánchez ha señalado que, por primera vez, se aborda el problema de fondo de esta crisis: Debido a las reglas de formación de precios del mercado actual, el mercado eléctrico sufre el «efecto contagio» por los precios del gas natural.

El presidente del Gobierno ha señalado que ya hay un amplio consenso entre los Estados miembros que confluyen hacia las posturas españolas sobre la necesidad de intervenir el mercado de la energía.

España tiene un mix energético donde un 45% de la producción eléctrica procede de energías renovables, que son altamente competitivas, baratas, limpias y que garantizan la autonomía energética.

España, con un suministro diversificado, con Argelia y EE.UU. como principales suministradores, no depende del gas ruso, desde donde nuestro país sólo importó el 8,7% en 2021. España no se verá afectado por la falta de suministro ya que cuenta con 6 de las 24 plantas de regasificación de Europa, aunque España sí se ve afectada ya por la subida del precio de la energía debido al impacto del conflicto de Ucrania en los mercados internacionales.

Otro de los temas abordado ha sido el de las materias primas y su impacto en los precios de la alimentación. Ucrania es uno de los mayores exportadores mundiales de trigo, maíz y cereales para la alimentación del ganado. Por ello, a propuesta española, los 27 han solicitado a la Comisión Europea a presentar, lo antes posible, opciones para abordar el aumento de los precios de los alimentos y el problema de la seguridad alimentaria mundial.

«Defendemos la necesidad de actuar unidos para mantener la competitividad y liderazgo tecnológico de Europa y reforzar la autonomía estratégica abierta», ha destacado Sánchez. Por ese motivo, los 27 han recalcado la necesidad de realizar inversión pública y privada para abordar los desafíos de la transición ecológica y digital, pero también para reforzar nuestra seguridad y defensa.

En cuanto a la defensa, los Estados miembros reivindican la importancia geopolítica de la UE y la necesidad de aumentar las inversiones en defensa y tecnologías innovadoras y la necesidad de impulsar el desarrollo y la adquisición conjunta de capacidades. En este sentido, Sánchez ha defendido la necesidad de que la Brújula estratégica de la UE «sea verdaderamente operativa, y sirva para hacer frente a las crisis actuales, como la de Ucrania, pero también futuras y de diferente signo».

La crisis humanitaria de la invasión de Ucrania

El presidente del Gobierno ha subrayado que «se ha conseguido un importante éxito: La guerra rápida que Putin quería no se ha materializado, por la valentía del pueblo ucraniano que lucha por la libertad. Pero tenemos que seguir apoyando a Ucrania para poder restablecer la paz».

ACNUR cifra ya en más de 2,5 millones el número de ucranianos desplazados. Por ello, Sánchez ha mostrado el compromiso y la solidaridad del pueblo español y ha garantizado que España, un país comprometido con la ayuda a los refugiados, seguirá acogiendo a los ucranianos que huyen de la guerra en los centros de atención, acogida y derivación de refugiados ucranianos.

«Esta crisis demuestra la importancia de que alcancemos cuanto antes un acuerdo sobre el Pacto de Migración y Asilo, subrayando el equilibrio entre solidaridad y responsabilidad», ha insistido el presidente.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 han acordado una Declaración conjunta en la que exigen a Rusia que ponga fin a sus acciones militares, retire todas las fuerzas y equipos militares de la totalidad del territorio de Ucrania, de manera inmediata e incondicional, y respete plenamente la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania dentro de sus fronteras reconocidas internacionalmente.

Desde el inicio de la invasión de Ucrania, los 27 han adoptado cuatro paquetes de sanciones sin precedentes contra Rusia y Bielorrusia de tipo financieras, comerciales, contra personas individuales y otras sanciones relacionadas con el tráfico aéreo o los visados. Las últimas sanciones, acordadas esta semana, incluyen las criptomonedas y restricciones al sector naval ruso.

Asimismo, los líderes han abordado las peticiones formales de adhesión a la UE que han presentado Ucrania, Moldavia y Georgia, que consideran «la mejor muestra de la fortaleza del proyecto europeo». En cuanto a Ucrania, los 27 han reconocido la perspectiva europea del país y han señalado que «Ucrania pertenece a la familia europea».

Tras el Consejo Europeo informal y antes de regresar a España, el presidente del Gobierno ha participado, junto a un nutrido grupo de líderes europeos, en una ceremonia de conmemoración del Día Europeo de las Víctimas del Terrorismo, organizada por la Presidencia francesa.