Las Noticias de la Región de Murcia

Toñi Abenza recuerda que el PSOE ya advirtió al Gobierno regional de que la aprobación, a prisa y corriendo, de la proposición de Ley de Atención Temprana a término fijo que se tramitó en la Asamblea Regional a finales de año traería consecuencias

“El Ministerio actúa de mero tramitador, ya que los centros dependen del IMAS y las ayudas de la nueva ley de Atención Temprana. Las familias de la Atención Temprana obligadas a devolver las becas estatales tendrán que acogerse a la supuesta gratuidad de una ley cuyos centros están financiados por el IMAS”

La secretaria de Servicios Sociales del Partido Socialista de la Región de Murcia y diputada regional, Toñi Abenza, ha denunciado que la consejera Isabel Franco ha vuelto a jugar con la atención y el cuidado de los niños más vulnerables y le ha exigido que aumente el presupuesto de la Ley de Atención Temprana para que ningún menor se vea excluido.

Abenza ha explicado que, tan solo tres meses después de la entrada en vigor de la ley, la Consejería de Educación ha remitido un correo a las familias cuyos hijos de 0 a 6 años asisten a alguno de los Centros de Desarrollo Infantil y Atención Temprana y son beneficiarias de una beca del Ministerio de Educación, para que devuelvan el importe correspondiente desde febrero hasta final de curso, ya que ahora estos servicios son gratuitos, tal y como establece la nueva normativa regional que entró en vigor a principios de este año.

La diputada socialista ha aclarado que, en este caso, el Ministerio actúa de mero tramitador, ya que los centros dependen del IMAS y las ayudas de la nueva ley de Atención Temprana, y ha señalado que las familias de la Atención Temprana obligadas a devolver las becas estatales tendrán que acogerse a la supuesta gratuidad de una ley cuyos centros están financiados por el IMAS, y reintegrar el dinero recibido del Ministerio para Educación Especial.

“Todo sería idílico si la ley hubiera nacido con el presupuesto suficiente, pero no. Lo denunciamos en su momento y lo reiteramos de nuevo. Esta ley nació infrafinanciada y las consecuencias de esa falta de dinero la pagarán ahora los niños y niñas y sus familias, que tienen que acogerse obligatoriamente a la Ley regional de Atención Temprana”, ha indicado.

“Es una norma injusta que juega con la salud de los más vulnerables, privándoles de un desarrollo emocional, físico, psicológico, biológico o motor en condiciones por el mero hecho de haber nacido en el seno de una familia obrera”, ha añadido.

Finalmente, Abenza ha insistido en la necesidad de que Isabel Franco dote del presupuesto suficiente la Ley de Atención Temprana para no generar más desigualdad en el acceso.

“En este sentido fueron nuestras enmiendas a la ley. Y en ese sentido continuaremos trabajando junto a las familias, los profesionales y la Plataforma de Atención Temprana para que los niños y las niñas de 0-6 años que tengan que hacer uso del servicio de Atención Temprana en la Región, lo hagan de forma eficaz, sin cuellos de botella ni listas de espera”, ha concluido.