Las Noticias de la Región de Murcia

Se convertirá en base de mantenimiento cuando se ponga en servicio la línea, que forma parte del Corredor Mediterráneo

El contrato para la redacción del proyecto se ha adjudicado por importe de 572.208,55 euros (IVA incluido)

Adif Alta Velocidad (Adif AV) ha adjudicado el contrato de redacción del proyecto para construir una base de montaje y acopio de materiales para las obras de ejecución del tramo Murcia-Lorca de la futura Línea de Alta Velocidad Murcia-Almería, que forma parte del Corredor Mediterráneo.

El contrato se ha adjudicado a la empresa Ayesa Ingeniería y Arquitectura, por un importe de 572.208,55 euros (IVA incluido) y con un plazo de doce meses para redactar el proyecto.

El proyecto determinará el lugar y las obras necesarias para habilitar una base que sirva para el acopio de materiales y su montaje en este nuevo tramo ferroviario, de 53,9 kilómetros de longitud.

Posteriormente, una vez que culminen las obras de construcción de la infraestructura y se ponga en servicio, esta instalación se convertirá en una base de mantenimiento.

Por el momento, la base de montaje contará con tres vías paralelas, una de ancho convencional y otras dos de ancho estándar, con al menos una longitud de 400 metros, para que estacionen los trenes carrileros, los que transportan los suministros de carril que se montan en las líneas ferroviarias, y proceder así a su carga o descarga.

La base de montaje se completará con una losa de hormigón para hacer acopio de las barras de carril, con una zona para acopio y premontaje de desvíos y otra más para balasto, además de espacios de oficinas, talleres y almacén, entre otros.

La instalación contará, además de con todos los equipamientos e instalaciones eléctricas y de comunicaciones necesarias, con la preceptiva conexión a la línea ferroviaria convencional.

Garantiza el suministro de materiales

La construcción de una base de montaje es imprescindible para la construcción de un tramo de infraestructura ferroviaria de ancho estándar, dado que garantiza el suministro de materiales necesarios que no se pueden transportar por carretera dado su tamaño y longitud.

Así, los materiales que se montan en la nueva línea ferroviaria, como el carril y los desvíos, se trasladan en tren desde las fábricas de las empresas que se adjudican su suministro, que están conectadas a la red ferroviaria convencional, hasta la base de mantenimiento correspondiente. Asimismo, desde estas bases se analiza y organizan los acopios intermedios de balasto y carril a lo largo del trazado para realizar el montaje de vía, así como otras labores de logística para este montaje de vía.

Esta actuación se enmarca en el compromiso del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) y de Adif Alta Velocidad (Adif AV) con la planificación y el desarrollo del Corredor Mediterráneo, y con las actuaciones que impulsan y avanzan en la construcción de esta infraestructura estratégica.

Además, contribuye a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), como es el número 9, que tiene entre sus metas el desarrollo de infraestructuras fiables, sostenibles y de calidad.